30 de Abril de 1982

El 30 DE ABRIL DE 1982 SE SUFREN LAS PRIMERAS BAJAS EN MISION DE COMBATE EN ZONA CONTINENTAL, NUESTRO HOMENAJE A ESTOS HEROES 

BELL UH 1H AE-419

LICEO MILITAR GENERAL ROCA

Coronel Arevalo Clodoveo Miguel Ángel
Tte 1ro.  Sosa Roberto Remi
Sol. Clase 61  Cini Marcelo Gustavo
Sol. Clase 63  Marcial Jesús
Sol. Clase 63  Millapi Oscar
Sol. Clase 63  Palavecino Daniel Alberto
Sol. Clase 61  Sieyra Fernando Luis


Batallon de Aviacion de Combate 601

Teniente 1ro Com Marcos Antonio Fassio
Sargento 1ro Com Pedro Andrés Campos
Sargento Com Néstor Daniel Barros



BELL UH 1H AE-414
Sobrevivientes

DEL LICEO MILITAR GENERAL ROCA:

Teniente Coronel Carlos Fernadez Suarez

Capitán Horacio Marengo

Sargento Juan Carlos Monteros

Soldado Alfonso Alberto Omar

Soldado Galante Jorge Horacio

(Fallecido 28-08-2003)

Soldado Mastroiani Antonio

(Fallecido 11-03-2007)

Soldado Medina Marcos Enrique

Soldado Ortiz Dardo Luis

Soldado Pauza Adolfo José

Soldado Roa Arsenio

Soldado Velasco Mario

Soldado Zabala Eduardo Aníbal

BATALLÓN DE AVIACIÓN DE COMBATE 601

Subteniente Silea

Cabo Primero Molina Miguel


BELL UH 1H AE-414 en exposición

Nota del periodista Gustavo Molina. Agencia Córdoba, aparecida en la edición del domingo 17 de Junio de 2007 en el diario Clarín


"La Guerra de Malvinas no sólo se peleó en las islas, nosotros perdimos diez hombres cuando fuimos a una misión en cercanías de Caleta Olivia, al norte de Santa Cruz; cuando fuimos en busca de un grupo de elite británico". Quien habla es el teniente coronel retirado Horacio Marengo (60); quien el 29 de abril de 1982 participó de dicha avanzada en busca de las tropas enemigas.

La documentación a la que tuvo acceso Clarín respalda el testimonio de Marengo, entonces capitán del Ejército, de servicio en el Liceo Militar General Roca de Comodoro Rivadavia.

Marengo contó que el director del Liceo, teniente coronel Miguel Angel Arévalo "nos informó que se había llevado adelante la recuperación de Malvinas y que los oficiales, suboficiales y soldados de nuestro instituto se sumaban al combate".

"El 29 de abril a la noche —recuerda Marengo— nos informaron que comandos británicos habrían desembarcado al sur de Caleta Olivia en capacidad de ejecutar operaciones especiales en el continente. Salimos en dos helicópteros hacia la estancia La Floradora de propietarios ingleses, porque había posibilidad de que los comandos hicieran base. Pasamos la noche en Caleta Olivia". A la mañana siguiente, con diferencia de 15 minutos partieron otra vez los dos helicópteros. Por tierra marcharon soldados de la Compañía de Ingenieros 3.

"Nosotros nos equivocamos de ruta, seguimos por otra; después nos agarró bruma marítima; al rato aterrizamos a dos kilómetros de la costa". El otro helicóptero había desaparecido. A las pocas horas, pobladores y Prefectura encontraron sus restos a unos diez kilómetros de Caleta Olivia: "Para mí fue muy raro ver lo que vi: los cuerpos estaban mutilados y desnudos; el fuselaje se hallaba en la restinga de la costa y el rotor a unos 300 metros hacia la derecha".

—¿Cree que el helicóptero fue abatido?

—La verdad, no lo sé. La Justicia Militar nunca nos interrogó. Debió haber una investigación. Nuestra misión fue buscar a un comando enemigo.

Para el Ejército, Marengo, no peleó en la Guerra de Malvinas. El 29 de octubre de 2003 se lo comunicó una nota del director General de Bienestar del Ejército, general Francisco Goris, según un dictamen de la Asesoría Jurídica de esa Dirección.

 

Nota del periodista Alberto Amato aparecida en la edición del domingo 17 de Junio de 2007 en el diario Clarín

Facsímil

La orden del día del Liceo Militar General Roca, donde figuran las bajas en mision de combate en la caída del helicóptero AE419 el día 30 de Abril de 1982.

Diario de Guerra del Liceo Militar General Roca,del día 1° de Mayo de 1982, informando del avistamiento de dos submarinos británicos, cerca de la costa Argentina.

Las naves británicas fueron detectadas en Caleta Olivia el 1° de mayo. Un día antes, una misión de combate de dos helicópteros argentinos que buscaban comandos británicos terminó en desastre con 10 militares muertos.

A las diez y media de la mañana del 1º de mayo de 1982, cuando estallaba la guerra en las Islas Malvinas y la task force británica intentaba copar Puerto Argentino, dos submarinos enemigos fueron detectados en las cercanías de la costa argentina, vecinas a Caleta Olivia, provincia de Santa Cruz.

La revelación, conocida un cuarto de siglo después de la guerra, no proviene de archivos desclasificados británicos, como podía esperarse, sino de la documentación argentina archivada por el coronel Fabián Brown, jefe del Servicio Histórico del Ejército. Figura en el Libro Histórico y en el Diario de Guerra del Liceo Militar General Roca de Comodoro Rivadavia, protagonista tal vez involuntario pero innegable de una parte de la Guerra de Malvinas que se libró en el continente. La información histórica, a la que tuvo acceso Clarín, fue ratificada por oficiales y ex soldados que prestaron servicio en ese Liceo Militar.

Unos y otros aportaron también información clave sobre la caída de un helicóptero argentino en la zona cercana a Caleta Olivia el 30 de abril de 1982, dos días antes de la detección de los submarinos, y apenas tres días antes del hundimiento del crucero General Belgrano por el submarino nuclear Conqueror.

Estos testimonios y la documentación a la que tuvo acceso este diario revelan que el helicóptero que cayó en Caleta Olivia, y en el que murieron diez militares argentinos, estaba en una misión de combate en el continente en búsqueda de un grupo comando británico que, se afirmaba entonces, había desembarcado cerca de Caleta Olivia y se había refugiado en una estancia de la zona

 


El 2 de abril de 1982, cuando fueron recuperadas las Islas Malvinas, las fuerzas militares argentinas apresaron a varios marines británicos. Seis de ellos y un guardafaros, fueron enviados al Liceo Militar General Roca de Comodoro Rivadavia como prisioneros de guerra. Varios días después, fueron enviados a Montevideo y, al menos uno de ellos, se reincorporó a las fuerzas que lucharon en Malvinas. Los días que pasaron los británicos en Comodoro Rivadavia, estuvieron cargados de tensión y bajo la amenaza de que un comando enemigo intentara rescatarlos de su prisión.

Esta historia fue revelada a Clarín por siete ex soldados que sirvieron en el Liceo Militar: Marcos Medina, Edgardo Blaguerman (que fue custodio e intérprete de los prisioneros de guerra británicos), Eduardo Taboada, Enrique Pirani, Darío Filazzola, Oscar Steinbach y Luis Daniel García. Medina y Blaguerman llevaron la voz cantante del relato. Pero el resto aportó datos preciosos y precisos sobre los dos episodios y una foto, que se reproduce en estas páginas, donde se los ve, muy jóvenes, junto al soldado Fernando Luis Sieyra, que murió en el helicóptero que cayó el 30 de abril. Clarín entrevistó también, en Córdoba, al teniente coronel retirado Héctor Marengo, en aquellos días capitán en el Liceo Militar de Comodoro, que ratificó todos los dichos de sus ex soldados (ver "Fue muy raro...").

El alerta sobre la eventual penetración en el continente de fuerzas especiales británicas no decayó con la partida de los prisioneros. En realidad, hoy se sabe que el 23 de abril el gabinete de guerra de Margaret Thatcher modificó sus Rules of Engagement, sus reglas de guerra, para permitir un ataque submarino al portaaviones "25 de Mayo", al que sospechaban cerca de la costa. Además, el general inglés Julian Thompson alentaba el ataque a bases aéreas argentinas en Río Grande y Río Gallegos para eliminar la amenaza de los Súper Etendard de la Armada.

Dos anotaciones del Libro Histórico y del Diario de Guerra del Liceo General Roca son reveladoras de lo que ocurrió el 29 de abril. Dicen:

"El día 29 de abril, siendo aproximadamente las 2015 horas, el señor Director del Liceo Militar General Roca recibió la información que un grupo de comandos habían desembarcado en un puerto intermedio entre Caleta Olivia y Puerto Deseado; por lo cual se organizaron dos patrullas de combate, las cuales iniciaron un movimiento de aproximación helitransportados a las 2100 horas aproximadamente, dado que las dos aeronaves debieron concurrir a hacer reabastecimiento a la base de la Brigada Aérea".

"Se informó a los oficiales de Enlace de la Policía del Chubut y Santa Cruz, efectuar patrullajes en Ruta 3, toda persona que hable idioma inglés exclusivamente y con notable acento extranjero deberá ser detenida y remitida al Dest Icia 182"

La última anotación es de las 12 de la noche del 29 de abril. A esa hora, las tripulaciones de los dos helicópteros, una, en la máquina AE419, al mando del teniente coronel Miguel Angel Clodoveo Arévalo, jefe de la "Agrupación Comodoro Rivadavia" y la otra al mando del capitán Marengo, habían aterrizado cerca de Caleta Olivia. El ex soldado Medina, integrante de una de las tripulaciones del helicóptero, recuerda hoy: "Llegamos a la costa agazapados y a la playa cuerpo a tierra; íbamos armados y con las armas sin seguro. Nos decían que íbamos a fuego, es decir, a entrar en combate. La gente del primer helicóptero montó guardia hasta las dos de la mañana y nosotros fuimos a descansar a la comisaría de Caleta Olivia, que quedaba sobre la playa. Los reemplazamos a esa hora hasta las seis y media. A las siete y minutos salimos hacia los helicópteros que habían aterrizado a unos cinco kilómetros. Cuando nosotros llegamos al nuestro, ya el primer helicóptero se había ido. Salimos con rumbo al sur, era un día brumoso y volábamos sin contacto de radio con la otra máquina. Íbamos a una estancia llamada "La Floradora" donde se suponía que estaban los comandos. Aterrizamos y estuvimos hasta pasado el mediodía. Recuerdo que los oficiales vigilaban con prismáticos, hasta que, sin tener noticias de la otra máquina, los oficiales deciden volver a la comisaría de Caleta Olivia.

A las 12,15 del 30 de abril, el helicóptero del coronel Arévalo ya había sido declarado en emergencia. Siguen tres anotaciones del libro histórico del Liceo Militar General Roca.

"30 1240 Abril 82. Prefectura de Caleta Olivia informa haber encontrado restos de un helicóptero los que fueron identificados por el oficial piloto de la otra aeronave"..

"30 1315 Abril 82. Cte Cpo Ej. V (se refiere al general Osvaldo García) ordena no dar a publicidad ni comunicar dicha novedad a los familiares."

"30 1320 Abril 82. Se ordena al Área efectuar rastrillaje total y con todos los medios (aproximadamente Bahía afuera 10 Km al sur de Caleta Olivia)"

Los restos del helicóptero AE419, un pedazo del tanque de combustible, fueron hallados por un civil que los acercó a la comisaría de Caleta, recuerdan hoy los ex soldados del Liceo Militar. "Había restos esparcidos en un radio de trescientos metros —recuerda Medina— y nos metimos en el agua hasta la cintura para rescatar los cuerpos que estaban totalmente mutilados: sólo rescatamos seis cadáveres, después de esperar cuatro horas a que bajara la marea para poder recuperarlos de la restinga. Cuando se dieron cuenta de lo que estábamos haciendo, nos relevaron de la tarea, nos desarmaron y nos recluyeron en la comisaría de Caleta Olivia. Allí estuvimos creo que tres días, hasta que volvimos al Liceo."

Al día siguiente, 1º de mayo, mientras la aviación británica atacaba la pista del aeropuerto de Puerto Argentino en el primer intento de desembarco en las islas, en el Diario de Guerra del Liceo Militar se anotaba: "01 1030 Mayo 82. Se detectó 2 (dos) submarinos en dirección a Caleta Olivia".

Luego se ordenó el repliegue a Comodoro Rivadavia del Regimiento de Tanques 8, y quedaron apostados en Caleta Olivia el Regimiento 1 de Infantería "Patricios" y la Compañía de Ingenieros 3.

Es la única referencia hecha en el Diario de Guerra a la detección de dos submarinos en la zona costera argentina. Las pericias sobre el helicóptero AE419 nunca fueron hechas públicas. Aún hoy se ignora si se trató de un accidente, como se dijo inmediatamente después, o hubo algún tipo de enfrentamiento con las fuerzas enemigas.

 


 Nota Publicada el 02 deMayo de 2009
Link directo: http://www.elpatagonico.net/index.php?item=nota&ref=hoy&idn=48510

EN ESA AERONAVE TAMBIEN IBAN LOS SOLDADOS COMODORENSES OSCAR MILLAPI Y JESUS MARCIAL

Emoción a 27 años de la trágica caída de un helicóptero en costas de Caleta

En la madrugada del 30 de abril de 1982 un helicóptero Bell UH-1 del Ejército se precipitó en un sector de la costa ubicado al sur de Caleta Olivia. Murieron sus diez ocupantes: cuatro oficiales, un suboficial y cinco conscriptos. A 27 años de ese trágico episodio, por primera vez se les rindió homenaje en la playa donde fueron rescatados sus cuerpos.


 

 



Lágrimas de hombres. Ex soldados quebraron en llanto al evocar a sus camaradas muertos, inmediatamente después de haber arrojado flores al mar.

Caleta Olivia (agencia)

La ceremonia realizada el pasado viernes tuvo un halo de alta emotividad y fue organizada por la “Agrupación de Ex Soldados Clase 62 y 63 Gesta de Malvinas”, que lidera Luis Guenchur González y que nuclea a quienes fueron conscriptos movilizados en la zona continental. 

En el país existen varias entidades de ese tipo que concentran a miles de hombres que en muchos casos no son contemplados dentro de las entidades que agrupan a ex combatientes que tuvieron directo destino a Malvinas. 

Los llamados  “continentales” señalan que ellos no se sienten con menor importancia porque  también estuvieron listos para luchar. Lo demás fue una cuestión de órdenes o destino ya que el peligro también acechaba en el continente. Un claro ejemplo fue la tragedia del helicóptero que se precipitó al mar, a unos cinco o seis kilómetros al sur de Caleta Olivia, a pocos metros del  CADACE, una entidad vinculada a deportes náuticos y protección de la flora y fauna marina.

EL HOMENAJE

Hasta el lugar indicado no sólo llegaron los referentes de la Agrupación de Ex Soldados antes mencionada, sino también otros provenientes de Buenos Aires, algunos de los cuales fueron compañeros de los conscriptos fallecidos, como el caso de Marcos Medina y Eduardo Zabala.

Allí también estuvieron el mayor Juan Carreras, actual jefe de la Sección Aviación de Ejército 9 con asiento en Comodoro Rivadavia, y el suboficial mayor Gerardo Pereyro, de la misma unidad militar, quien además estuvo destinado en Malvinas durante el conflicto bélico.

En representación de las instituciones gubernamentales lo hicieron el diputado provincial Rubén Contreras, la presidenta del Concejo Deliberante –a cargo del ejecutivo-, Iris López, y el edil justicialista Osvaldo Cabrera, también profesor de historia.

En principio, coincidentemente con un mediodía soleado, se entonaron las estrofas del Himno Nacional, al tiempo que se desplegaba una bandera argentina de grandes dimensiones. Tras ello hubo palabras alusivas por parte de los ex soldados Luis Guenchur González y Marcos Medina, cerrando la lista de oradores el concejal Cabrera.

Posteriormente, Iris López entregó una plaqueta a la delegación que provino de Buenos Aires e inmediatamente todos caminaron por el ripio hasta la rompiente de ola para arrojar flores en homenaje a los caídos. Fue en ese momento cuando varios ex soldados, sobre todo los camaradas de los conscriptos fallecidos, dejaron derramar sus lágrimas al tiempo que vociferaron varias veces y con gran fuerza un “viva la patria”.

ASIGNATURA PENDIENTE

Al hacer uso de la palabra, el ex soldado Medina destacó que “nosotros teníamos una asignatura pendiente: regresar al lugar donde rescatamos los cuerpos de nuestros compañeros que en aquellos años dieron su vida por Malvinas”.

“Es importante que se sepa que hubo gente que perdió su vida defendiendo el litoral marítimo patagónico. Toda la ciudadanía argentina debe saber que el conflicto no sólo se circunscribió al Teatro de Operaciones Malvinas, sino también el sur continental. Por eso quiero agradecer que nos acompañen, porque esto es muy emotivo e importante para nosotros”.

Por su parte, el concejal Cabrera expresó que sentía una gran emoción por el hecho de estar en ese lugar para recordar “un hecho que pareció estar perdido en la historia: la caída en nuestras costas del helicóptero AE-419. Y mucho se dijo y se dirá de este hecho”.

“A los caletenses que recordamos aquella tragedia –agregó- sólo nos queda claro la conmoción del  momento puesto que nunca se aclaró definitivamente cuál fue la causa”. 

“Algunos sostienen que fue un accidente y otros -que se basan en informes y anotaciones militares- dicen que fue un ataque de los piratas ingleses en un deliberado intento de desembarcar en nuestras costas”.

De hecho, sostuvo, “esa era la intención que tenia el león británico” ya que al día siguiente, el 1 de Mayo de 1982, se detectó a dos submarinos británicos navegando hacia nuestras costas, uno de los cuales hundió al crucero General Belgrano.

Recordó además que la caída del helicóptero les transmitió a los caletenses la  firme presunción de que la guerra estaba a las puertas, ya que también existía un “alerta roja” de ataque inminente.

Asimismo, consideró que “será la rigurosidad histórica la que ponga luz sobre este hecho, pero hoy sólo nos motiva recordar a aquellos diez hombres de las fuerzas armadas que ofrendaron su vida en defensa de la Patria”.

 comentarios de gente de la zona sobre esta nota en el mismo diario

muy buena la nota.Recuerdo que por aqellos dias vivia en caleta y no tengo ninguna duda de que el hlicoptero fue bombardeado estuvimos en el lugar y pudimos verlo.gracias soldadosde malvinas VIVA LA PATRIA

raulo (02/05/2009-15:01)

Despues de tantos años el recuerdo sigue vigente de quienes estuvimos avocados al rescate de los cuerpos de nuestros compañeros , oficiales y suboficiales y hay una gran verdad si bien no estuvimos en malvinas cumplimos una destacada labor que tambien dejaron marcas en nuestras mentes y esta fue una de tantas otras, creo que tambien debemos ser reconocidos por la ciudadania y los GOBIERNOS GARCIA ADRIAN A. SOLDADO CLASE 1962

Ale (02/05/2009-15:00)

Muy rescatable la nota por parte del matutino ... pero en ningun lugar veo el listado del personal fallecido ... quien era encabezado por el Coronel Miguel Angel Clodeveo Arevalo (en ese momento Director del Liceo Militar Genarl Roca); Asimismo no veo el comentario sobre el agujero que tenia el fuselaje del helicoptero en su parte inferior (clara señal de que en el continente habia tropas extranjeras).... y para aquellos que no crean sobre esto ... les comento que lamentablemente tuve la oportunidad de ver como quedo el fuselaje de la aeronave ... cuando fue trasladada hasta un sector lindante a la Compania Transporte del Liceo Militar ... es mas quien estuvo a carga del traslado de lo que quedo ... fue un Suboficial que en ese momento estaba destinado en el Liceo .... Me parece que lo correcto es recordar a todos aquellos que de alguna u otra manera participaron de la Gesta de Malvinas ... pero con toda la verdad ....

Argencomodoro (02/05/2009-10:48)

Mientras leia la nota, me hizo acordar a nuestra Flor de la Esperanza, en la costanera de comodoro, esa fiesta tan bonita, que ignoro porque se dejo en el olvido.

Flor (02/05/2009- 6:36)

El helicóptero del Ejército fue derribado por una patrulla de SAS britanicos que desembarcaron de un submarino que estaba en el sur del Golfo San Jorge. En varias crónicas de aquella época se destaca que el rotor de la aeronave quedó a 300 metros de distancia, evidentemente el helicóptero estalló en el aire por el impacto de algun proyectil. Semanas mas tarde y a unos pocos kilómetros mas al sur de este exacto lugar, fue derribado un Pucará en las mismas circunstancias. El Dato; ambas misiones eran de combate, no de reconocimiento.-

CRman (02/05/2009- 0:2

 

 

Veteranos de Guerra
Continentales
del
Conflicto Malvinas
Aqui encontraras a tus camaradas y las últimas novedades con respecto a tus derechos
Hoy habia 119122 visitantes (473952 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=